Sábado, 10 diciembre, 2016

Diez partidos para un doblete histórico
Diez partidos para un doblete histórico

Diez partidos para un doblete histórico

Diez finales en cuarenta y dos días para coronar un doblete que, de conseguirlo, convertiría la campaña 2009-10 del Barça en una temporada de ensueño. Tras un palizón de cincuenta partidos, atendiendo todos los frentes competitivos, el ‘Pep team’ demostró en el clásico frente al Real Madrid que mantiene intacta su ambición y llega a la fase decisiva totalmente alerta.

El brillo de una nueva victoria en el Santiago Bernabéu no debe llevar a nadie el error. Ahora le resta lo más complicado, certificar esa trayectoria casi inmaculada, con el único tropiezo de la Copa del Rey, en las dos competiciones con más peso específico, la Liga y la Champions. A nadie se le escapa que las dos Supercopas y el Mundial de Clubs que ya guarda en sus vitrinas cuentan realmente cuando están acompañadas de, al menos, una de las otras dos.

El maratón obligará a Josep Guardiola y su plantilla a tener a punto su talento y su físico cada cuatro días. Cinco de los partidos los disputará en el Camp Nou, cuatro como visitante, y el décimo, condicionado a que antes supere al Inter de Milán, en un estadio no exactamente neutral para los blaugrana como es el Bernabéu. En cualquier caso, la final continental se disputa una semana después de que finalice el campeonato doméstico.
La primera estación es el Deportivo de la Coruña, que a pesar de que ha perdido fuelle en los últimos meses (noveno con 43 puntos) aún mantiene las esperanzas de hacerse con una de las plazas de la Europa League.

El resto de los equipos que han de visitar el Camp Nou son, sobre el papel, más que asequibles para los blaugrana pues se trata de los tres conjuntos que en la actualidad ocupan las plazas de descenso a Segunda División. Xerez, Tenerife y Valladolid deberían ser nueve puntos seguros en la cuenta de cualquier equipo que aspire a coronarse campeón de Liga.

Más complicados son los tres desplazamientos ligueros que tiene pendientes, y en ellos cifra el Real Madrid sus esperanza de dar caza al Barça que le lleva cuatro puntos de ventaja contando el que supone el del ‘goal average’ en el caso de que se volviera a establecer una igualada en la cabecera de la clasificación.

El próximo sábado el Barça disputará su primer derby barcelonés en el flamante estadio del Espanyol. Al conjunto blanquiazul, virtualmente a salvo del descenso, le queda como único objetivo imponerse a su máximo rival y de esta forma dificultarle el camino hacia la que sería su vigésima Liga.

Tampoco se debe pensar que será más asequible que las otras dos visitas que le restan. Villarreal y Sevilla están luchando enconadamente por adjudicarse una de las plazas que dan derecho a disputar la próxima Liga de Campeones y el Barça se encontrará con una seria oposición.

Y mientras intenta mantener a distancia al Real Madrid en la Liga, también tendrá que despachar una eliminatoria del máximo nivel frente al Inter de Milán.Cuatro días después del derby catalán de Primera División se disputará la ida en el Giuseppe Meazza mientras que la vuelta precederá el desplazamiento a El Madrigal.

De la capacidad de la plantilla para administrar sus fuerzas en esta sucesión de choques trascendentales dependerá que al Barça aún le quede un último compromiso, el más importante del curso. Una final que podría preparar Josep Guardiola con una semana de tranquilidad porque el campeonato finalizará entre el 15 y el 16 de mayo.
Cruyff podría acompañar a Laporta en la entrega de la Champions en Madrid

El idilio del Barça con la capital aún no ha finalizado. De hecho, este próximo viernes vivirá un nuevo episodio. Y no se trata de un acto sin importancia, ni mucho menos. Una delegación del club, encabezada por su presidente, Joan Laporta, -la presencia del capitán Carles Puyol parece improbable- se desplazará hasta Madrid para hacer la entrega simbólica del trofeo que acredita al Barça como actual campeón de la Champions League.

El presidente podría estar acompañado por Johan Cruyff, presidente de honor del Barça. Sería el primer acto oficial del astro holandés. Para rematar la faena, la ceremonia de entrega del trofeo acreditativo tendrá lugar en un edificio ubicado en la Plaza Cibeles. La final se disputará el 22 de mayo.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts