Sábado, 10 diciembre, 2016

Messi se aprovecha de Xavi para superar a Cristiano
Messi se aprovecha de Xavi para superar a Cristiano

Messi se aprovecha de Xavi para superar a Cristiano

Todas las miradas estaban puestas en ellos antes del Partido del Milenio, pero lo cierto es que ninguno de los dos logró firmar su mejor partido. Ni Messi ni Cristiano Ronaldo brillaron con luz propia ante los focos del Bernabéu pero el argentino partió con mucha ventaja sobre el luso, contó con el apoyo de Xavi, un jugador que ve el fútbol varios segundos antes que el resto.
Mientras la estrella blanca fue de los pocos destacados del Real Madrid, Messi abrió el marcador gracias a un perfecto pase del centrocampista de Tarrasa y se pudo gustar con dos asistencias más de su compañero que no pudo materializar al encontrarse con Casillas.

En el otro bando, Cristiano Ronaldo era un querer y no poder. Quería demostrar toda su valía en el partido más importante de la temporada, buscó agradar a todos, que las ilusiones formadas con su fichaje se convirtieran en realidades entre la afición madridista, pero fue imposible. Piqué en la mayoría de las ocasiones, Puyol en otras acciones y Valdés bajo los palos provocaron que el de Madeira se marchara por el túnel de vestuarios sin ver puerta ante el Barcelona, al igual que en la ida disputada en el Camp Nou y en el choque de Liga de Campeones ante los azulgrana con el Manchester United, cuando falló un penalti.
Muy diferente era el panorama de Messi. El culé tenía a todo un equipo detrás. No se tuvo que echar a nadie a su espalda, sólo se debía preocuparse de mirar hacia la portería de Casillas y buscar esos espacios que Xavi vio una y otra vez y le permitían crear problemas en la zaga blanca.
De esta forma, el actual Bota de Oro de la temporada, logró abrir el marcador mientras que su rival se tenía que conformar con algún disparo muy lejano, algún chut de falta que atrapó Valdés o alguna asistencia que no encontraba compañero entre la segura zaga culé. Tras ver una amarilla por una mano, algo rigurosa, provocó la amarilla de Albiol y finalmente batió a Casillas al cogerle la espalda a la defensa y recortar a su marcador con un perfecto control con el pecho.
Pudo haber marcado dos goles más, pero se topó con Casillas. Sus disparos ante el meta blanco los salvó éste gracias a su agilidad y a sus reflejos. Si el guardameta local se tuvo que emplear al máximo, Valdés sólo tuvo que estar atento a los disparos lejanos del portugués y repeler unos balones sin demasiado peligro. Sus movimientos por toda la zona de ataque, sus ganas de buscar balones en la medular y sus intentos de marcar por primera vez al Barcelona se esfumaron junto al resto de su equipo, que no estuvo a la altura de su mayor estrella.
Finalmente, aunque la calidad de Messi está fuera de toda duda, aunque ha demostrado que probablemente es el mejor jugador del mundo, aunque su capacidad de crear peligro en cualquier partido es inagotable y aunque es capaz de marcar en cualquier campo de fútbol, lo cierto es que jugar con Xavi y un equipo plagado de estrellas facilita mucho las cosas.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts