Sábado, 10 diciembre, 2016

Madrid – Barcelona Indoor
Madrid – Barcelona Indoor

Madrid – Barcelona Indoor

Los dos equipos llegaban con distintos puntos de mira. Los blaugranas para meterse en La Copa y salvar una temporada que no ha sido pródiga en éxitos. Los blancos, a seguir la lucha con el Deportivo por llevarse la Liga. En estas circunstancias y con la ciudad de Calafell de por medio, se celebraba la previa de lo que mañana será la madre de todos los clásicos. Por el momento, sólo sabemos quién ganó este.

Sabiendo la importancia del encuentro, el conjunto local salió al césped con la intención de manejar el partido y ponerse rápido por delante en el marcador, conocedores de la fortaleza atacante del Real Madrid. Barbará tomó el control de la pelota e hizo mover al equipo a las mil maravillas, como en sus años en el Salamanca. Sigue gozando de una calidad envidiable y ello posibilitó que los primeros compases fueran de color azulgrana. Después de estos primeros compases de control barcelonistas, el Madrid hizo lo que más le gusta, salir al contragolpe para hacer un parcial de seis goles a cero a su favor que hizo que se despegaran en el marcador.

Apretó el Barcelona antes de llegar al descanso para intentar acortar distancias que le dieran posibilidades de entrar en la segunda parte con opciones reales de llevarse el partido. Fueron momentos complicados paa los blancos, que supieron solventar con ajustes defensivos a los jugadores más importantes del Barcelona para cerrar la primera parte con dos goles de diferencia.

El segundo período arrancó con un gol de Alfonso, el primer suyo de la tarde que le complicó más la vida al Barcelona, pero el magistral Barbará acortó rápidamente distancias. Se ponía el partido bonito, con tensión, con emoción y con mucha intensidad, todo lo que caracteriza a este deporte y en el intercambio de golpes, el Real Madrid se mostraba contundente. Un portentoso Ramis en las acciones a balón daban vida al equipo blanco y les permitía siempre mantener una renta de tres goles que le dificultaban la labor al Barcelona.

Una magistral jugada de toque y combinación del Madrid le ponía con cuatro goles de ventaja que se le hicieron muy cuesta arriba a los azulgrana, aunque casta y entrega no les faltaron. Con Angoy jugando de libre para tener superioridad numérica en el aspecto ofensivo, el Barcelona dejaba bien a las claras cuales eran sus intenciones pero quizás, un poco precipitadas a la par que arriesgadas. Tocaba defender a los de Isidro y así lo hicieron hasta el gol de Iván con un Angoy inmerso en jugadas de ataque. Con un marcador de diez a trece para los blancos y a falta de dos minutos para el final, el partido parecía resuelto. La relajación del Madrid hizo posible que un espectacular Barbará acortará distancias hasta el doce a trece final, en el que García de Loza decidió dar por concluido el partido.

El Real Madrid continúa a la estela del Deportivo con un sistema de juego basado en la contundencia ofensiva y el buen hacer defensivo, mientras que el Barcelona se mantiene colista y con la Copa más lejos si cabe.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts