Domingo, 11 diciembre, 2016

Xavi y Xabi, choque de cerebros
Xavi y Xabi, choque de cerebros

Xavi y Xabi, choque de cerebros

La plantilla del FC Barcelona responde siempre a la directriz marcada por Pep Guardiola con una excepcional mecánica de juego. La medular azulgrana, que cuenta con tres grandes jugadores de la Masia que abastecen de balones a los puntas, hace bascular correctamente a todo el equipo y es clave en el juego que se desarrolla en el campo.

El poder de la cantera

El Barça marca la diferencia en el medio campo. Xavi Hernández, cuyo crecimiento se hace imparable, constituye el pilar del equipo. El de Terrassa, dada su visión de juego, organiza y ejerce de director del conjunto y nadie duda de que es un artista con el balón, recuperando y protegiendo la pelota como nadie y fabricando, junto a sus compañeros, un fútbol envidiado por muchos.

Andrés Iniesta puede jugar tanto en la banda izquierda como en el centro, donde se siente más cómodo. El manchego es un jugador con gran calidad técnica y cuya verticalidad asombra al rival. Y es que Iniesta posee una gran visión de juego y un cambio de ritmo muy bueno que le permite desbordar a su oponente. Su especialidad es jugar en corto y sobre todo da mucho juego entre líneas ya que se hace muy difícil poder robarle el balón al albaceteño.

Sergio Busquets es el centrocampista de corte defensivo y destaca por la recuperación de balón y por su posterior juego rápido con sus compañeros. El barcelonés es un jugador físicamente con mucho fondo que juega muy bien en uno o dos toques en espacios cortos y que tiene un buen desplazamiento en largo. De cara a su oponente, Sergio posee un buen cambio de ritmo para irse de él sin dificultad lo que le hace muy útil en el campo.

Junto a los tres canteranos la solidez de Touré Yaya y la versatilidad de Keita dotan de músculo y trabajo para oxigenar la creación de Xavi e Iniesta. El marfileño y el maliense refuerzan y aumentan la presión de la primera línea de los tres delanteros.

La medular blanca

El Real Madrid, pese a ser colíder en la Liga junto al Barça, aún tiene mucho que envidiarle al equipo azulgrana, empezando por el medio campo. La medular blanca la constituyen Xabi Alonso, Granero y Van der Vaart junto al trabajo defensivo de los Diarra (Lass y Mahamadou) más el recuperado Gago, así como las píldoras en cuentagotas de Guti. Entre todos configuran una línea de creación en la que se echa de menos la fluidez tras la desaparición de Kaká después del KO europeo.

Incluso llega a escocer de forma inesperada la sensacional actuación que están teniendo dos jugadores descartados por el proyecto de Florentino Pérez, en sus actuales equipos, Bayern de Múnich e Inter de Milán. Se echa en falta a Arjen Robben y a Wesley Sneijder.

Xabi Alonso se ha convertido en una pieza clave en el equipo blanco por la precisión y definición que se desprende de sus pases. El último, un destacado envío en profundidad a Arbeloa que culminó en gol ante el Atlético de Madrid. Y es que, aunque el tolosarra tenga altibajos, descongestiona a sus compañeros con pases rápidos y haciendo gala de una alta posesión del balón con mucho sentido.

Esteban Granero, ‘El pirata’, ha ido de más a menos. Empezó la temporada con un buen ritmo que parece cesar poco a poco. A pesar de ello, el canterano tiene un punto a favor ya que siente la camiseta blanca. Tiene una capacidad de posesión de balón con criterio y un buen disparo desde media distancia que agrega pegada al ataque ‘merengue’. Pese a todo la grada la ha empezado a tomar con él y su titularidad es cada vez más cuestionada por la parroquia madridista.

Por su parte Van der Vaart empezó como un descarte en el equipo blanco pero poco a poco ha sabido ganarse un hueco en el once titular. Sin sus compatriotas Robben y Sneijder, Rafael ha aparecido como vital en algunos partidos y su polivalencia y el saber escoger el momento justo de las jugadas de ataque parece que han dado por ahora con su mejor versión.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts