Domingo, 11 diciembre, 2016

El síndrome del 10
El síndrome del 10

El síndrome del 10

El mundo no habla de otra cosa: el ’10’, el ’10’, el ’10’, el ’10’. También en Madrid. El alucinante partidazo de Leo Messi ante el Arsenal, con 4 golazos que le llevan a la escandalosa cifra de 39 tantos, han disparado las alarmas en el madridismo antes del clásico que puede decidir la Liga 2009-10. El ambiente previo a este Real Madrid-Barça del sábado es radicalmente distinto al de la temporada anterior.

Lo curioso del asunto es que todo parte de la percepción con que encara la militancia merengue “el partido del milenio”, como ya le llaman ante la falta de otros estímulos competitivos. Si las portadas de hace un año glosaban caprichosamente un presunto ‘canguelo’ culé ante la visita del Barça al Bernabéu y aquello acabó en la escabechina del 2-6, bastó leer ayer las primeras páginas de las cabeceras de la prensa filomadridista para saber que esta vez se ha instalado un pánico cerval ante la llegada del Barça y, sobre todo, del ’10’. ‘¿Y cómo paramos a este tío?’, se preguntó Marca. ‘Messi está que da miedo’, tituló As.

Cuando uno entra en esa dinámica, empiezan a circular cábalas que rozan lo paranormal. Ya hay quien resalta que, para este Real Madrid del Florentinato 2.0, el ’10’ es ya su número maldito. ¿Por qué? Messi aparte, un 10 de noviembre el Alcorcón dejó al equipo más caro de la historia del fútbol sin el primero de los títulos, la Copa, y un 10 de marzo llegó la segunda debacle del faraónico proyecto cuando el Lyon eliminó al Madrid de la Copa de Europa en el Bernabéu en el que los blancos prometían conquistar… “la décima”. ¿Y cuándo se juega este Madrid-Barça? el 10 de abril. Y aterriza el ’10’. Sobran las aclaraciones.

Lo paradójico de esta psicosis que genera Messi, el recuerdo del 2-6, los 6 títulos del Barça y, sobre todo, la creciente posibilidad de que los azulgrana levanten la Copa de Europa en el Bernabéu pasadas las 10 de la noche del 22 de mayo ha marginado, desde los propios foros mediáticos madridistas, un hecho irrefutable: que esta vez el Real llega al clásico con sobresalientes méritos en la Liga.

No importa. En el ambiente pesa más este Barça y este Messi de leyenda. Sus 6 goles en 7 clásicos, con un 0-3 y un 2-6 incluidos, asustan al madridismo. El culé, mientras, vibra con lo que le da un chaval que con 22 años y 25 goles ya es, junto a Rivaldo, el goleador histórico del club en Copa de Europa y que aspira a repetir ‘pichichi’ en el gran torneo, igualando a Raúl y a Van Nistelrooy. Lo mejor es que el ’10’ no piensa dejarlo ahí.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts