Lunes, 5 diciembre, 2016

Un final de Liga como hace 50 años
Un final de Liga como hace 50 años

Un final de Liga como hace 50 años

La Liga más apretada en la trayectoria de Madrid y Barcelona fue a parar a las vitrinas culés por el goalaverage general en la campaña 59-60. Ambos llegaron empatados a 46 puntos al final de temporada (30 jornadas), con el doble enfrentamiento particular igualado, y el título se decidió, por primera y única vez en la historia, por el cociente de goles.

Este sistema consistía en dividir los goles marcados entre los encajados. De esa forma, el equipo blaugrana, con 86 a favor y 28 en contra, tuvo un cociente de 3,07, mientras que el Madrid se quedó en 2,55 (92 tantos a favor, pero 36 en contra). En 1990 se cambió el sistema por el vigente en la actualidad, que se resuelve por la diferencia pura entre goles marcados y encajados.

Reglamento. De todos modos, si aquella Liga se hubiera decidido con este sistema, el título hubiera sido azulgrana (+58) en lugar de blanco (+56). Existen paralelismos entre aquella Liga y la actual. El conjunto madridista, dirigido entonces por el paraguayo Fleitas Solich, llegó líder a falta de cinco jornadas, cuando afrontó el Clásico. El equipo blaugrana destacaba por desarrollar un gran juego. Aquel Madrid de la 59-60 firmó el mejor promedio goleador por partido en toda la historia madridista: 3,06 (el del récord de los 107 tantos de la 89-90 promediaba 2,81 por encuentro). El equipo que entrena Pellegrini posee la pegada de antaño y la mejor media goleadora de los últimos 20 años: 2,76.

Los futbolistas de Helenio Herrera ganaron 3-1 aquel Clásico en el Camp Nou (el Madrid había vencido en el Bernabéu 2-0). Las cuatro últimas jornadas se resolvieron con triunfo de ambos candidatos. Ni antes ni ahora los goles marcados fuera de casa en los enfrentamientos directos valían doble.

En caso de que también exista empate en la diferencia pura de goles (el Madrid lleva esta temporada +57 y el Barça +56), el título pasaría a decidirse por los goles a favor. Si persiste la igualdad (el equipo blanco suma 83 y el blaugrana 75), la Liga se resolvería con un partido de desempate. Un hecho que no ha ocurrido nunca en la historia. Los blancos esperan vengar aquel título…

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts