Domingo, 11 diciembre, 2016

Los árbitros  ayudan al Barça
Los árbitros  ayudan al Barça

Los árbitros ayudan al Barça

A estas alturas de la temporada ni el más furibundo de los seguidores culés puede negar que el Barcelona está siendo beneficiado por los árbitros jornada tras jornada.
Es este un hecho que se viene arrastrando desde hace varias temporadas, el inicio de estas ayudas preferenciales al equipo azulgrana viene del apoyo que el “amigo” Juan Laporta dio a Ángel María Villar en su reelección a la presidencia de la Federación Española de Fútbol, en las que el ínclito Gaspart, con sus habituales tejemanejes, a cambio de que no se levantasen alfombras en Can Barça, prometió la ayuda federativa a Laporta, de ahí el apoyo culé a Villar.

Florentino Pérez, por entonces presidente del Real Madrid, apoyó al candidato contrario. Como ganó Villar, ya podemos atar cabos y ver la línea directa entre los triunfos del Barça en estos tiempos y las ayudas arbitrales.
Este es el origen de lo que se denomina villarato, un sistema corrupto en el que las prebendas se reparten de forma caprichosa y siempre en función de lo que diga el “amo”, en este caso Villar, los árbitros que no saben de qué forma se consigue la internacionalidad ven cómo se conceden las designaciones a los partidos y en especial para la final de Copa y observan con claridad que equivocarse a favor del Barça tiene premio, se arbitra la próxima semana, te conceden la final de Copa, te hacen internacional, y en cambio si el error es a favor del Madrid, se va a la nevera durante un tiempo indefinido.

Así hemos visto como a Teixeira, que concede un gol de Messi con la mano frente al Español hace dos temporadas, le conceden la final de Copa, y así de forma sucesiva todos los partidos, en los que irremisiblemente el equipo que jugaba contra el Barça acababa con diez, o con un penalti en contra.

Este villarato, se expandió por Europa en lo que podríamos denominar platinato. Miremos el tema: cuando Platiní accedió a la presidencia de la UEFA tenía como objetivo principal eliminar al G-14, y le ayudó en su objetivo el “amigo” Laporta de nuevo, de ahí esos arbitrajes tan favorables, en especial el del partido contra el Chelsea del año pasado y que permitió al Barça ganar la Champions.

Es interesante ver cómo la prensa catalana ha silenciado este robo continuado cuando han estado siempre con la cantinela de las ayudas al Madrid, y sólo han respondido cuando desde la prensa madrileña se ha denunciado el villarato. ¿En qué se ha basado esta respuesta? En decir que es un ataque de la España profunda y oscura que no puede soportar los triunfos azulgranas. Es decir, cumplen su papel de transmisores de la entelequia político-deportiva que se vive en Cataluña, donde el Barça es identificado con la patria catalana y aquellos que lo critiquen son los centralistas y oscurantistas de siempre.

Aparte de las ayudas mencionadas, ¿cuál es el objetivo último de esta conspiración? Simplemente intentar destruir al Real Madrid. ¿De qué forma? Si no gana títulos y sí el Barça, éste se convierte en el primer equipo español y de los primeros en Europa, con ello se busca que la afición merengue mengue, mientras crezca la azulgrana, y curarse de paso de su complejo de inferioridad histórico, ya que lo que siempre han querido ser es el Real Madrid.

Afortunadamente con las denuncias a estos sistemas perversos parece que el tema empieza a retraerse, los hemos desenmascarado, y ya no pueden actuar a sus anchas. Las aficiones contrarias de los equipos que juegan contra el Barça ya no callan, y desde las gradas gritan “villarato, villarato” para desconsuelo de Guardiola y sus adláteres, que ahora hablan de campaña articulé. Como decían los clásicos, “cosas veredes, que verdades non fueren”, y es que estaban muy bien acostumbrados.

Esperemos que algún día las cosas cambien en el fútbol español. En pocos meses se celebran elecciones en Can Barça, unos hablan de renovación y otros de continuismo, pero no nos engañemos, gane quien gane, mantendrá al ínclito Gaspart en la Federación para que el villarato siga con todo su esplendor, y se mantengan las ayudas arbitrales al Barça, esta es la realidad, triste, pero realidad.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts