Lunes, 5 diciembre, 2016

Soriano
Soriano

Soriano

El presidente de Spanair y ex vicepresidente económico del FC Barcelona Ferran Soriano confirmó esta tarde que no se presentará a las elecciones a la presidencia del club azulgrana como candidato,tal y como adelantaba hoy La Vanguardia. Soriano seguirá al frente de la compañía aérea con plena dedicación, aunque no descartó estar presente en alguna otra candidatura.
oriano, tras abandonar el Barcelona en julio de 2008 por los resultados de la moción de censura del socio Oriol Giralt contra el actual presidente, Joan Laporta, era uno de los mejor colocados en las encuestas de cara a presidir el club. Sin embargo, ha optado por no presentarse para dedicar su tiempo a Spanair. “Creo que tenía que tomar una decisión importante en muchos aspectos, he reflexionado mucho y muy intensamente en las últimas semanas, después de escuchar a mucha gente. Ha habido un momento que he tenido que decidir sólo y he decidido que no seré candidato a la presidencia del Barcelona, porque pienso que no es buena idea en este punto debido al cargo de presidente de Spanair”, manifestó Soriano.

Soriano, aseguró que “en ningún momento” ha considerado dejar la aerolínea, a la que entró hace más de un año. En rueda de prensa, explicó que se trata de una “decisión individual y personal” que tomó tras escuchar a gran parte de los accionistas de la aerolínea, quienes “todos, al cien por cien” aseguraron que respetarían su decisión, fuera cual fuera.

No obstante, aseguró que participará en el proceso electoral “de alguna manera” que sea “constructiva”. “Daré mi opinión sobre los aspectos que se planteen, basados en mis 5 años en el Barça y porque por ello al Barça quiero volver”, espetó. “Intentaré construir, en un momento en el que parece que de nuevo se genera en el Barça mucha división, que no ayuda a nada, e intentaré ser un elemento que sume y no reste. Solo veréis mi intervención si creo que es positiva, que aporte y sume”, añadió en este sentido.

No tengo previsto ir con nadie

Dando todo el “respeto” al presidente que salga escogido el 13 de junio, Soriano no cerró las puertas a entrar en alguna candidatura -de momento ha hablado con Godall y Ferrer-, si bien por el momento lo descarta. “No lo sé aún, pero a estas horas no tengo previsto ir en ninguna candidatura. Las elecciones están lejos, hay cambios cada día y las ofertas que tengan los socios seguramente cambiarán, y será cuando haciendo uso de la responsabilidad que tengo decidiré qué hacer, pero ahora no tengo previsto ir con nadie”, señaló.

De todas formas, negó haber formado nunca parte de una candidatura continuista, en referencia a la posible relación con Alfons Godall que apareció en los últimos días, justo cuando Laporta retiró su apoyo a Godall y se lo dio a Jaume Ferrer y al parecer por estos acercamientos. “Hemos reflexionado sobre lo que podíamos hacer por el Barça, con algunos compañeros que dejaron el club conmigo en 2008 tras la moción de censura, no con nadie de la actual junta. Nunca he estado del lado de la candidatura nombrada continuista”, indicó. “Yo no estoy en la elección de la candidatura continuista, nosotros éramos una candidatura central, centralista, y que contaba con gente como la que he nombrado”, añadió. Eso sí, sobre Godall aseguró que ha demostrado que tiene “personalidad propia”.

Txiki debería seguir

En clave electoralista, comentó que su opinión es que el secretario técnico, Txiki Begiristain, debería continuar por su implicación en un proyecto deportivo que deberá continuar, así como el modelo económico desarrollado por lo menos hasta que él dejó el club en 2008. “La candidatura que gane las elecciones, sea la que sea, ha de tener un poco de continuismo. Si observamos la trayectoria del Barça en los últimos 7 años, el éxito deportivo es espectacular, y no solo por las 6 copas, sino por la consistencia”, aseguró. “El hecho de que el Barça juegue igual, que se han ganado más títulos que nunca, que solo se ha cambiado una vez de entrenador… Una de las personas que lo ha hecho es el secretario técnico, Txiki Begiristain, al que le doy mucho mérito. Le diría al nuevo presidente que cuente con él.

En el punto de visto económico, el cambio es fabuloso. Mientras yo estaba, el cambio fue espectacular. Esto esencialmente, que continúe. En el aspecto institucional, es donde lo hemos hecho mal, porque yo estaba hace un tiempo. El nivel de ruido mediático no puede ser tan grande, ni que haya mociones de censura. Esto es lo que no debe continuar, el resto más o menos sí debe continuar”, manifestó.

Sin querer entrar en guerras con el vigente presidente, Joan Laporta, se limitó a mostrar su respeto hacia él y a decir que pasará a la historia como un “gran presidente” del Barça. “Podemos estar orgullosos del éxito deportivo, económico, pero no institucional. Cuando este ruido pase, la gente recordará y yo explicaré a mis hijos que hubo una época en que el equipo ganó seis copas, que había un entrenador que se llamaba Guardiola y un presidente que se llamaba Laporta”, se sinceró.

Retirada de Godall

La retirada de Ferran Soriano se produce sólo unos días después de que Alfons Godall, el primer delfín que apoyó Joan Laporta para lanzar una candidatura de la junta, se echara atrás en su voluntad de ser cabeza de cartel. Una de las razones que llevaron a Godall a desistir de ser el número uno fue precisamente su intención de ceder ese liderazgo a Ferran Soriano, algo que el actual presidente no aceptó bajo ningún concepto.

Godall tuvo conocimiento de resultados de encuestas que situaban a Soriano por delante de él y empezó a creer que la única candidatura que podía vencer a Sandro Rosell era una integrada por Soriano y él. Tal pensamiento provocó que Laporta anunciara que retiraba el apoyo a Godall y se lo transfería a Jaume Ferrer, al que el presidente había menospreciado meses atrás.

La carrera electoral hacia la presidencia del Barça, cuyas elecciones se celebrarán el próximo 13 de junio, tiene en estos momentos a dos grandes candidatos: Rosell y Ferrer, y a otros de menor entidad como son Jaume Guixà y Agustí Benedito. Hay rumores de que Josep Maria Minguella está impulsando con otros ex directivos de la época de Joan Gaspart una candidatura que tendría en Charly Rexach su principal líder. Ferrer comentó a este diario que no tiene intenciones de fusionarse ni de pactar con la candidatura de Godall y sí, en cambio, abrió las puertas a una entente con Soriano, pero siempre que respetara su liderazgo. La candidatura de Sandro Rosell estudia la posibilidad de efectuar su presentación el 15 o el 30 de abril. Ayer, Jaume Ferrer incorporó en su equipo al arquitecto Josep Ribas.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts