Sábado, 10 diciembre, 2016

El Sporting, indignado por el arbitraje contra el Madrid
El Sporting, indignado por el arbitraje contra el Madrid

El Sporting, indignado por el arbitraje contra el Madrid

El paso de las horas no ha enfriado el monumental cabreo que invadió a la expedición sportinguista la noche del sábado, cuando Paradas Romero se puso la venda en los ojos para no ver las manos de Van der Vaart en el 1-1 ni el penalti de Arbeloa a Diego Castro con 2-1. La actitud de jugadores y responsables de la entidad merengue con respecto a la acción de Van der Vaart no hizo más que encender aún más los ánimos en el seno del cuadro rojiblanco, que pese a todo prefiere pasar página y centrarse en lo suyo, porque la ‘guerra’ arbitral entre Barça y Madrid no es la suya, como se encargó de recordar Manolo Preciado la misma noche del sábado.

Con los ‘cataplines’

Rafael van der Vaart, el auténtico protagonista de la noche del sábado, se permitió incluso bromear con la jugada. Mientras en algunos medios admitió que había habido “un poquito de mano” en otros tiró de cachondeo y afirmó que “no la he tocado exactamente con los brazos sino con algo que prefiero no mencionar”, con una cómplice sonrisa que ahorraba más aclaraciones.

Cuando el guardameta asturiano Juan Pablo, el espectador mejor situado para ver la infracción cometida por el holandés, fue interrogado sobre las palabras de ‘Rafa’ explotó: “¿Que la ha tocado con los ‘cataplines’, en lugar de con las manos? Eso, aunque lo diga, no se lo cree ni él”.

Y abundando en lo absurdo de la situación, Juan Pablo añadió: “A mí me hace mucha gracia que los grandes se quejen de los árbitros. Porque si ellos lo hacen, ¿qué deberíamos hacer nosotros, los equipos pequeños, a los que nos perjudican un domingo sí y otro también?”. Razón no le falta al meta asturiano: los medios madrileños apenas dedicaban ayer pequeños comentarios a la acción de Van der Vaart, y en ningún caso cargando las tintas sobre la injusticia cometida contra el Sporting.

Los elementos

La indignación no terminaba en los jugadores, a la postre los grandes protagonistas.También a nivel institucional hubo reacción a la actuación de Paradas Romero. La web del Sporting de Gijón, en un tono entre cachondo y resignado, destacaba en su crónica del encuentro que ‘El Sporting no fue al Santiago Bernabéu a luchar contra los elementos’.

En fin, que lo vieron todos menos los que lo contemplaron con las gafas ‘blancas’. “No hay manos de Van der Vaart en el gol, los brazos no están separados del cuerpo. Pero nosotros no hablamos nunca de los árbitros”. La sentencia la firmó Jorge Valdano. El mismo que hace una semana advertía de “lo difícil que resulta para los colegiados pitar al Real Madrid”. Pues Paradas lo hizo fácil.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts