Jueves, 8 diciembre, 2016

Leo Messi, embajador mundial del fútbol
Leo Messi, embajador mundial del fútbol

Leo Messi, embajador mundial del fútbol

Sergi Solé
Resucitó al Barça metiendo tres obras de arte, se dispara en el ‘Pichichi’ con 22 goles y ya está a sólo uno de su récord ligueroSergi Solé – 15/03/2010 03:00Andaba preocupado el Camp Nou tras una mosqueante primera mitad y tuvo que ser el de siempre, el flamante Embajador de Buena Voluntad de Unicef, quien levantara a los 87.601 espectadores de su asiento para devolver al Barça las sensaciones que deben reconducirle a la senda de los títulos. En el minuto 56, Leo Messi recibió ese balón rojiblanco que debe salvar vidas en todo el mundo en la lucha contra el SIDA. Y salvó una tarde decisiva convirtiéndola en memorable. Empezó el ‘show’ dejando clavados a Banega y Bruno, acariciando el cuero ante la presencia de Dealbert y batiendo a César con la zurda. Mientras la afición se ponía las manos a la cabeza sin saber ya qué calificativo elegir para describir otra maravilla futbolística o hacía gestos de adoración con los brazos, se levantó la camiseta y dedicó la primera de sus tres obras de arte a Valentina, la hija de su primo Maximiliano, que reside en México y nació hace un mes.

En plena comunión con el barcelonismo, Messi aprovechó para celebrar efusivamente el 1-0 cuando regresaba andando a su campo con los puños en alto. El argentino sabe que habrá que sudar la Liga hasta el último minuto y contagió al público esa pelea a distancia con el eterno rival emulando a su gran maestro Ronaldinho.

Decididamente, Messi ha cogido el toro por los cuernos. En Almería, dos golitos y ayer, sin Ibrahimovic, tres más. Diez minutos después de provocar la segunda amarilla de Maduro, metió el 2-0 tras una apertura de Henry. Con una asombrosa rosca con la zurda, mató el partido. Luego cayó la guinda tras otro gran pase del francés, irreconocible jugando por el eje con Leo en un 4-2-4 o 4-4-2 según se mire. El ’10’ se lo agradeció.

Messi hizo de entrenador-jugador. En la primera mitad, se desesperó como abandonado ‘9’ siendo víctima del páramo ofensivo. Incluso ordenó con las manos a sus compañeros que presionaran más o pasaran a un lado u otro. Todos obedecieron al futbolista más desequilibrante del planeta que lleva ya 13 partidos consecutivos jugando como titular. Tito Vilanova le dio los primeros dos minutos de descanso desde que encendió el motor el 5 de enero para que el Camp Nou le ovacionara.

No hubo duelo con el lesionado Villa, a cinco goles ya de los 22 de Leo, desatado hacia el ‘Pichichi’. Sólo Higuaín (19) resiste ante su compatriota, que ya está a sólo un tanto de su récord liguero y suma 29 ‘dianas’ esta temporada. En la anterior acabó con 38 pero le restan 13 partidos como mínimo

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts